Verónica Zumalacárregui ama el pozole, pero no el taco de ojo de res

La española Verónica Zumalacárregui ha probado infinidad de platillos típicos en casi 30 destinos del mundo como parte de la serie de televisión “Me voy a comer el mundo”,...
p80311025

La española Verónica Zumalacárregui ha probado infinidad de platillos típicos en casi 30 destinos del mundo como parte de la serie de televisión “Me voy a comer el mundo”, pero lo que jamás volvería a consumir son los tacos de ojo de res que le dieron en la Ciudad de México.

“Cuando grabamos un capítulo en el barrio de Coyoacán, el anfitrión me llevó a comer tacos de ojo de res y qué complicado. Ya había probado los de sesos, las tripas, el páncreas y el hígado, pero lo único que me faltaba era la lengua y el ojo. No pude con eso, el ojo ha sido lo más difícil que he experimentado”, admitió en entrevista con Notimex.

Pero entre lo que podría degustar a diario, están el pozole blanco. “Es de lo más delicioso que he comido. También me fascina el guacamole, las tlayudas de Oaxaca y la cochinita pibil que probé en un pueblo cercano a Mérida, Yucatán”.

Aunque iba y regresaba de España, Verónica Zumalacárregui permaneció seis meses grabando en México, tiempo que le permitió analizar la variedad de alimentos y lo típico de cada región, pues no solo estuvo en la Ciudad de México, también visitó otras ciudades como Guadalajara y Yucatán.

“Me sorprendieron las mil posibilidades que ofrece el maíz. Yo les preguntaba: ‘Entonces, entre el sope y la chalupa, ¿cuál es la diferencia?’ A nivel gastronómico fue muy interesante estar en México y en lo personal muy enriquecedor, sobre todo porque aprendí las recetas de varias abuelas”.

Categories
CelebridadesSocialVida & Estilo
No Comment

Leave a Reply

*

*

RELATED BY