Gloria Castellanos, #UnaMás a pesar de que el gobierno prometió #NiUnaMenos

He estado pensando mucho en qué escribir al respecto del terrible asesinato de Gloria Castellanos Balcázar, una joven de 24 años que el pasado 12 de enero salió de...
gloria

He estado pensando mucho en qué escribir al respecto del terrible asesinato de Gloria Castellanos Balcázar, una joven de 24 años que el pasado 12 de enero salió de su domicilio ubicado en La Lomita de Tuxtla Gutiérrez, para ir a recoger unas bases de pirotecnia en un salón de eventos….pero nunca regresó.

Esta nota no trata de la manera en la que murió Gloria, ni gira en torno al morbo que conlleva un feminicidio,  es un llamado de atención a las autoridades, al Gobierno, a la sociedad. Es un llamado de atención para que dejemos de percibir esta inseguridad y violencia como algo ‘normal’, para que comencemos a sensibilizarnos nuevamente con las víctimas de estos asesinatos.

Gloria no escapó, Gloria no escogió morir, Gloria fue víctima de la inseguridad de este mediocre Gobierno, fue víctima de la violencia, fue #UnaMás en la interminable lista de feminicidios que se cometen diariamente en nuestro país,  fue parte de la estadística de las siete mujeres que son asesinadas día con día en México.…fue una más, a pesar de que el gobierno nos prometió  #NiUnaMenos.

Hoy hablo por Gloria, hablo por Mara, hablo por Lesvy, hablo por tu mamá, por tus hermanas, por tus amigas….hablo por cualquier mujer que haya sido víctima de la violencia e inseguridad en México. Ya estamos cansadas de vivir en un mundo donde las mujeres no podamos salir solas sin ser acosadas, sin sentir miedo, ya ni siquiera importa si es de día o de noche, si es una colonia ‘segura’, o insegura,…de hecho ya no importa si vas sola o acompañada, porque por el simple hecho de ser mujer ya eres un anzuelo, una presa fácil, ya eres #UnaMás.

Estamos cansadas de que los medios y las personas culpen a las mismas víctimas, y traten de justificar las atrocidades que se cometen en contra de las mujeres. No nos olvidemos de Mara Castilla, una joven de 19 años que salió de un bar en Puebla, abordó un Cabify para regresar segura a casa, y en lugar, fue golpeada, violada y asesinada por el chofer de Cabify. No nos olvidemos de cómo Cabify se deslindó de cualquier responsabilidad, no nos olvidemos de cómo Uber cambió sus términos y condiciones para evitar una situación similar.

No olvidemos cómo Mara tristemente predijo su propia muerte durante la campaña #SiMeMatan, enfocada a describir cómo las mujeres serían criminalizadas si fueran asesinadas, movimiento que detonó en redes sociales luego de que encontraran el cuerpo de Lesvy Berlín Osorio, en la UNAM.

Resultado de imagen para cabify mara castilla twitter

No nos olvidemos de periodistas como Arturo Rueda Sánchez de la Vega, director del diario Cambio de Puebla, que culpó a Mara de su propia muerte

“Lo que voy a decir es algo terrible, pero alguien lo tiene que decir: la muerte de Mara es la mitad responsabilidad de Mara y la mitad del taxista.”

No olvidemos que vivimos en un país machista que siempre tratará de justificar las acciones de los hombres culpando a las mujeres. 

No justifiquen las acciones de los asesinos de estas mujeres, sin importar si Mara salió en la madrugada del Bar, sin importar si había tomado de más, sin importar si traía un vestido , una falda o pantalones. Recordemos que NUNCA es culpa de la víctima.

Tampoco nos olvidemos de Lesvy Berlín Osorio, una joven de 22 años de edad asesinada el 3 de mayo pasado en el campus central de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y cuyo asesinato fue inicialmente tachado de suicidio, porque el Gobierno no quería admitir que nos habían fallado otra vez. Porque no querían admitir que no son capaces de cuidar y proteger nuestra vida ni siquiera dentro de una Universidad.

No nos olvidemos de Gloria ni de Mara, ni de Lesvy,  no nos olvidemos de las ganas que tenían de estudiar, de salir adelante, de cumplir sus sueños, de viajar, de tener una familia….no nos olvidemos de sus ganas de vivir. No olvidemos que son víctimas, que son mujeres como tú y como yo a las que les arrebataron la vida de la manera más cruel.

No nos volvamos insensibles e indiferentes ante estos nombres, ante estas cifras, no dejemos que estos crímenes se queden impunes, porque hoy es Gloria, es Mara, es Lesvy, pero mañana puedes ser tú.

Alza la voz, hagamos el cambio, porque unidos somos la fuerza.

Imagen relacionada

Categories
SocialVida & Estilo_Destacado
No Comment

Leave a Reply

*

*

RELATED BY