‘Yo soy tu padre’: la frase más memorable en la historia del cine

Son pocas las frases en la historia del cine que pueden ser catalogadas como memorables pero, sin lugar a dudas, esta es una de las más legendarias y para...
dar

Son pocas las frases en la historia del cine que pueden ser catalogadas como memorables pero, sin lugar a dudas, esta es una de las más legendarias y para muchos es derechamente la primera de la lista: “Yo soy tu padre”, pronunciada por el malvado Lord Sith Darth Vader después de derrotar en un duelo con espadas láser a su joven oponente, Luke Skywalker.

George Lucas, tras escribir la versión final de la historia de “El Imperio Contraataca” en 1979, estaba algo intranquilo con la reacción que pudieran tener los espectadores cuando supieran quien era en realidad Darth Vader.

La “Guerra de las Galaxias” ya nos había mostrado que se trataba de un poderoso ex caballero Jedi que había sido tentado por el lado oscuro de la Fuerza (“Él traicionó y mató a tu padre”, le había dicho el viejo Obi Wan Kenobi a Luke, después de entregarle el sable láser que perteneciera a Anakin Skywalker, antiguo discípulo suyo).

Lucas quería que la segunda parte de la película llevara las cosas mucho más lejos y que su argumento se torciera dramáticamente con la revelación de un oscuro secreto familiar que involucraba nada menos que a los dos antagonistas de la película.

El guión definitivo de la película, escrito por Lawrence Kasdan y Leigh Brackett, sólo acrecentó los lados oscuros de la historia y dejó a la frase como el revulsivo perfecto que desataría una cadena de hechos, los que serían resueltos en la tercera parte final de la trilogía.

“Yo soy tu padre”

“El imperio Contraataca”, la película más notable de la saga de “Star Wars”, es pródiga en momentos de antología, pero se vuelve definitivamente memorable por la inolvidable parte final.

Después de mutilar a Luke Skywalker con su sable láser, Darth Vader lo arrincona al borde de un abismo y le descubre una terrible revelación, no sin antes tentarlo con el poder absoluto (algunos relacionan esta escena cuando Jesucristo es tentado en el desierto por el diablo, para que renuncie a Dios y se convierta en su sirviente).

El diálogo entre Luke y Darth Vader, de una carga dramática casi shakespeariana, merece ser reproducido en su totalidad:

Categories
Cine
No Comment

Leave a Reply

*

*

RELATED BY